Encuéntranos en

Comer lo mismo en todo el mundo…no es bueno para la biodiversidad

Por: Adriana Marcela Ruiz Pineda 0

Profesora Escuela de Nutrición y Dietética

Universidad de Antioquia. 

   

 
 

  

La alimentación, que es inherente a la cultura de los pueblos, se considera como un marcador étnico y ha sido uno de los elementos que han contribuido a generar identidad mediante la constatación de la diferencia 1. Lo que se come tradicionalmente en los pueblos de los Andes, es diferente a lo que comen los pueblos de la costa o de quienes viven en los valles de los grandes ríos. 

Los alimentos que se consumen y cómo se consumen, es decir las prácticas alimentarias, se relacionan con las características del lugar donde se habita, especialmente con las formas tradicionales de producción y de abastecimiento de los alimentos. Todo esto hace parte del sistema alimentario.

El sistema alimentario se ha definido como un conjunto de actividades económicas interrelacionadas que van desde la producción, transformación y distribución de alimentos para satisfacer las necesidades de energía y nutrientes de la población. El consumo de alimentos es entonces parte de este sistema, de tal forma que hay relación entre la alimentación y el entorno económico; por lo tanto, al modificarse la economía, con cambios en los medios y los modos de producción y distribución de la riqueza, se afecta la alimentación de las poblaciones. 

La industrialización de los alimentos, que es un cambio en los medios y modos de producción, ha reducido considerablemente el tiempo y el trabajo para preparar la comida. Las técnicas de conservación y el perfeccionamiento de la industria agro-alimentaria han logrado extender la vida útil de los alimentos y se tiende cada vez más a dejar a la fábrica las tareas que en otro tiempo se hacían en la cocina. El transporte moderno, cada vez más rápido y eficiente, permite la distribución y el consumo de alimentos sin ninguna restricción de origen, estación o clima, de tal forma que en cualquier parte del mundo se pueden consumir alimentos foráneos 2. Estas posibilidades de extender la vida útil de los alimentos, y de comercializarlos en cualquier lugar del mundo, han sido bien empleadas por el comercio internacional. Con la globalización los productos que se encuentran en los mercados son, cada vez con mayor frecuencia, los mismos de una región a otra, incluso de un continente a otro.

La globalización del mercado, ha causado que los países se especialicen en la producción de unos pocos alimentos con el propósito de venderlos en el mercado mundial, no para el consumo interno. Este fenómeno a su vez, también ha ocasionado que los países se vuelvan altamente dependientes de los alimentos que se producen en otros lugares. Gracias al mercado mundial de alimentos se puede contar con una “ampliación potencial” del repertorio alimentario, pues se pueden encontrar en el mercado local alimentos que vienen de otra parte del mundo; sin embargo, se comercializan los mismos alimentos de un país a otro e incluso de un continente a otro, este fenómeno se denomina “Homogenización del patrón alimentario” (Khourya et al 2014), comemos los mismos alimentos en la mayoría de países del mundo.

La especialización de los países en la producción de determinados alimentos, también ha causado la reproducción de las variedades con mejor rendimiento por cosecha, o las que conserven características específicas que exige el mercado y esto ha hecho que se pierdan recursos genéticos. Por ejemplo, según FEDEPAPA, en Colombia se producen cerca de 250 variedades del tubérculo, de las cuales consumimos en promedio solo 7 3.

La homogeneidad del consumo alimentario en el mundo, significa el establecimiento de un suministro de alimentos estándar a nivel mundial, que es relativamente rico en especies comparado con los cultivos promedio a nivel nacional, pero pobre en especies a nivel mundial. Estos cambios en el suministro alimentario aumentan la interdependencia entre los países en cuanto a la disponibilidad y el acceso a los alimentos y los recursos genéticos que respaldan su producción 4.

Colombia, por ejemplo, es dependiente de las importaciones de algunos grupos de alimentos para cubrir la demanda interna, como el caso de los cereales, las leguminosas, los pescados y mariscos y las grasas vegetales; estas últimas, a pesar de que hay una elevada producción de insumos para la producción de aceites, la mayor parte se usa en la producción de biocombustibles, entonces el país depende de la importación de aceites para el consumo humano 5

Finalmente, que en un pueblo de América Latina las personas coman pizza, hamburguesa o sopa instantánea, no solo obedece al influjo de la publicidad de alimentos, o a la moda; eso responde también a asuntos de macroeconomía que movilizan a los gobiernos de los países. Pero el consumidor final es el que tiene el poder de decisión, y ahí los nutricionistas tenemos un gran campo de trabajo, pues debemos no solo enseñar los beneficios nutricionales de los alimentos, sino también su origen, procedencia y usos autóctonos, para rescatar los alimentos como fuente fresca de nutrientes, dinamizadores de los mercados locales y preservadores de la diversidad genética de los países. 

 

0Nutricionista dietista, Esp Nutrición Humana, MG Ciencias Alimentación. Docente Escuela de Nutrición y Dietética, Universidad de Antioquia. Correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Referencias bibliográficas

1 Martín, V.J. (2005): Alimentación e inmigración. Un análisis de la situación en el mercado español. Distribución y Consumo, Marzo-Abril, pp: 11-41.

2 Fischler C. Gastro-nomía y gastro-anomia, sabiduría del cuerpo y biocultural crisis de la alimentación moderna. Gazeta de Antropología, 2010, 26

3 http://www.contextoganadero.com/agricultura/informe-asi-es-el-mundo-de-la-papa-colombiana. Luisa Gómez Rodríguez  02 de Octubre 2015

4 Khourya C, Bjorkmanc A, Dempewolfd H, Ramirez-Villegas J, Guarinof L, Jarvis A, Riesebergd L, Struikb P. Increasing homogeneity in global food supplies and the implications for food security. PNAS 2014; http://www.pnas.org/content/early/2014/02/26/1313490111

5 ICBF. Hoja de Balance de Alimentos colombiana año 2010. Bogotá 2014.